Un antiguo grabado muestra el asombro producido al contemplar un inmenso cetáceo varado en una playa. © Revista de Letras

Hay libros que nos emocionan desde la primera línea, que revuelven ese caldo de sensaciones atávicas que guardamos desde las primeras lecturas, como si hoy mismo, por ejemplo, reviviéramos la magia del primer beso con total naturalidad. Algo muy parecido ocurre con Leviatán o la ballena, publicado por Ático de los Libros.

Ya su cuidada edición nos invita a echar un vistazo, pero nada es comparable a la sugestión del tema, al hechizo de recorrer sus páginas e iniciar un viaje sin fin, como el que emprendió su propio autor, Philip Hoare, y en el que acaba por embarcarse el lector, como su fuéramos el ayudante de Henry Morton Stanley.

La obra es pura literatura, porque en un mismo punto convergen la crítica literaria, la biografía, la historia, el goce estético, el manifiesto, la divulgación científica y el ensayo… Y todo ello centrándose en un tema en apariencia banal: las ballenas. Y de esta forma el autor trata temas diversos sin orden ni concierto. Por ejemplo: la vida y obra de Herman Melville, la peripecia de los buques y de la industria ballenera, el catálogo de las especies de cetáceos, su combate sin igual con los hombres, el futuro de la especie…

 

Portada del libro. © Casa del Libro

Y lo más relevante: el desconocimiento tan abismal que todavía hoy poseemos los hombres sobre las criaturas más grandes que viven en el planeta. Así nos habla el autor en algunos de sus pasajes de sus aparentes creencias, de sus estructuras sociales o del funcionamiento de esos enormes cerebros, que todavía nos está vedado.

Podemos citar más aspectos realmente interesantes, como el ámbar gris, el sistema de comunicación del cachalote, el paisaje con figuras de la costa de Massachusetts o de las islas Azores, la adolescencia de Hoare, los misterios insondables del profundo mar y su peregrinar por varios continentes en busca de la ballena azul, por ejemplo…

Así se podría seguir un buen rato, describiendo los puntos de encuentro —muy difuminados— entre ficción y realidad, verdad y literatura. No es extraño que haya conseguido esta obra de arte el premio BBC Samuel Johnson al mejor libro de No Ficción del Reino Unido. Los más de veinticuatro euros del precio merecen la pena en estos tiempos de apreturas.

Fernando Martínez
Editor de FM Revista de Cultura
Fernando Martínez on EmailFernando Martínez on FacebookFernando Martínez on GoogleFernando Martínez on InstagramFernando Martínez on LinkedinFernando Martínez on PinterestFernando Martínez on RssFernando Martínez on TwitterFernando Martínez on Youtube

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies