Starbucks o la ballena

Starbucks o la ballena

“Pueden ustedes llamarme Ismael. Hace algunos años —no importa cuántos, exactamente—, con poco o ningún dinero en mi billetera y…” ¿Lo de siempre? Me preguntan. Claro que sí, un frappuccino de mocca grande…, respondo. ¿Dónde estará el señor Starbucks? Creo reconocer el puente del viejo Pequod en la barra y los tripulantes con mandiles…

Sirenas

Sirenas

¿Quién es capaz de navegar hoy en busca del canto de las sirenas? En el presente las sirenas se han volatilizado, han encogido la aleta, se han desescamado y no se les ve tañir una lira ni mesarse los cabellos ante un espejo. Y eso que el verano debe ser la mejor estación para verlas…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies