Cuatro jóvenes protagonizan una poética escena en el Royal Victoria Park de la ciudad británica de Bath. © Ángel Cervantes

Rubén Darío, modernista y florido, cantó a la juventud y universalizó la metáfora del divino tesoro (“¡ya te vas para no volver!”). Una de las pocas certezas que somos capaces de admitir, muy a pesar nuestro, es que nos hacemos mayores de manera irremisible. Resta el consuelo de viajar más conforme se van acumulando años e ir conociendo nuevas y muy dispares latitudes. Hace unos años le tocó el turno a Bath, Inglaterra, ciudad del condado de Somerset enclavada entre Londres y Bristol, bastante más próxima a la localidad portuaria.

Sobre esa misma tierra, en el año 43, los romanos crearon Aquae Sulis, complejo termal a partir del cual Bath debió adoptar su actual denominación. Para quien haya tenido la suerte de pisar sus pintorescos escenarios, leer que un paseo por esas calles equivale a un regalo para los sentidos le parecerá un aserto de poca monta. Visita de obligado cumplimiento: una casa de comidas con más de 300 años de vida en perfecto estado de revista, el Sally Lunn’s, antigua panadería de una joven refugiada francesa que aterrizó en Bath hacia 1680.

Después de un recio desayuno inglés nada se antoja mejor que un paseo por el Royal Victoria Park, una inmensa pradera verde cuyo olor balsámico se abre paso en los pulmones mientras los ojos se van deteniendo, aquí y allá, sin descanso. Una escena nos obliga a frenar de golpe, buscar asiento y preparar con cautela la cámara.

Dos parejas de jóvenes blancos y rubios, de trece o catorce años, improvisan un lecho sobre el césped y se entregan al amor sin contemplaciones. Ellos (los hombres…) parecen intercambiar impresiones. No se avistan responsabilidades en el horizonte. Están los cuatro, la inmensa alcoba verde del Royal Victoria Park, la juventud y el amor. A pesar del pelmazo que, con el corazón levemente acelerado, gira el zoom, aguanta la respiración y el pulso y dispara. Un tesoro conmovedor, una sensación agridulce.

Ángel Cervantes
Ángel Cervantes on EmailÁngel Cervantes on FacebookÁngel Cervantes on GoogleÁngel Cervantes on LinkedinÁngel Cervantes on RssÁngel Cervantes on Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Regístrate en nuestra lista de correos y recibe todas nuestras novedades.

Tu nombre:

Tu apellido:

Tu email:

You have Successfully Subscribed!